El Perú se indigna ‹ Sientemag

0
100

 Loading …

Miércoles 17 de julio: “Vergüenza nacional”. Una gigantografía con esta frase nos recibía al llegar a la Plaza San Martín. Eran aproximadamente las 17h30 y cientos de personas se reunían por un punto en común: luchar en nombre de la ansiada democracia y batallar contra la repartija y la elección de los miembros del Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo.

Foto: Marcha contra la repartija / Por Raúl García Pereira

La marcha fue convocada el mismo miércoles –aproximadamente a las dos de la tarde- vía redes sociales por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y por la sociedad civil. Bastaron tres horas para que, alrededor de las 18h30, la Plaza estuviera repleta de manifestantes.

“Resulta un signo de estos tiempos que, vía redes sociales, se haya podido congregar rápidamente una manifestación en contra. Y que la misma haya sido recibida, casi de inmediato, por varias bombas lacrimógenas lanzadas por la Policía, a pesar que la misma era absolutamente pacífica”, escribe José Alejandro Godoy.

Foto: Inicio de la reunión / Por SienteMag

Desde que Ollanta Humala entró a “gobernar”, habíamos presenciado marchas por todos lados: contra la depredación de los recursos naturales, contra la ley universitaria, contra Conga. Marchas de estudiantes, profesores, enfermeras. Protestas en Cusco, Cajamarca, Tarapoto, Lima, que hacían reclamos de interés colectivo pero que de alguna manera no lograban conectar a todos. “Resulta sintomático que la mayoría de portadas de hoy de los principales diarios coincidan en los sustantivos y adjetivos: repartija, vergüenza, indignación, traición, anticuchos. Y dichas palabras son pronunciadas por periódicos que representan a variadas tendencias políticas”, agrega Godoy.

Todo afirma que lo de este 17 de julio en el Congreso fue una “vergüenza nacional”. “Es la vuelta de tuerca que faltaba para que el gobierno de Humala termine de traicionar todas sus promesas electorales, en realidad estamos gobernados –no es Ollanta Humala quien gobierna–gobierna la Confiep, gobiernan los lobbies, gobierna el cogollo mediático que se ha articulado”, dice Nelson Manrique, sociólogo.

Foto: Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

Esto es una verdadera #marcaperú que consiguió indignar al Perú entero. La razón: legisladores de por lo menos cinco bancadas parlamentarias negociaron bajo la mesa las diez plazas vacantes para la Defensoría del Pueblo, el Tribunal Constitucional (TC) y el Banco Central de Reserva, sin interesarles las  calificaciones y antecedentes de los candidatos y anteponiendo sus intereses políticos y partidarios por encima de la marcha democrática del país.

Esos candidatos que ayer fueron elegidos por el Congreso con 95 votos son Rolando Sousa, Cayo Galindo, Ernesto Blume, Víctor Mayorga, Francisco Eguiguren y José Luis Sardón, todos ellos al Tribunal Constitucional. Sin dejar mencionar a Pilar Freitas, candidata por Perú Posible, quien ha sido elegida como Defensora del Pueblo. Estas joyas de la democracia están relacionadas a estafas, a la defensa del Grupo Colina y de uno de los peores gobiernos que el Perú ha podido tener, el de Fujimori.

Pasadas las 18h30 partimos de la plaza San Martín rumbo al Jirón de la Unión. Ni bien intentamos cruzar la calle, esta ya había sido bloqueada por los policías. Bastaron unos minutos para que los hombres, bajo el disfraz de seguridad, lanzaran las primeras bombas lacrimógenas. Lo demás es repetitivo y deprimente. Nos acorralaron en la Plaza con agresividad y sin razón alguna. Hubo golpes, insultos y prepotencia. El resultado de este combo fue personas heridas física y emocionalmente. Nos hicieron sentir que en el Perú es posible gritar que quieres democracia solo en Facebook y Twitter, pero no en nuestras calles. Bien dice Noam Chomsky: «Solo porque puedas votar y ellos no te disparen no deberías pensar que vives en democracia».

Foto: Marcha contra la repartija / Por Raúl García Pereira

Los diarios de circulación nacional dicen que fuimos alrededor de 500 personas. Pues no. Fuimos más de 2 mil personas de pie, convocadas y organizadas en las redes sociales.

“’El debate político está en la calle, no en el Congreso’, dijo Ollanta Humala el 28 de julio de 2011, con la banda presidencial recién puesta. Hoy, dos años después, no ha dicho nada”, escribe el periodista Ricardo León.

Cusco se manifestó ayer. Hoy habrá una vigilia en la Plaza de Armas de Trujillo.

Para estar actualizados, pueden seguir las noticias en redes sociales o en Internet a través de los hashtags #Elcongresonomerepresenta #Noalarepartija y #Todosalcongreso.

ACTUALIZACIÓN

13:55 – Ollanta Humala pide a los funcionarios del Estado que han sido cuestionados (Pilar Freitas y Rolando Sousa) que den un paso al costado.

Nueva convocatoria: este lunes 22 de julio  la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos convoca al plantón «La democracia está de luto» en la Plaza San Martín a partir de las 6.00 p.m. Te recomendamos seguir a los lagartijos para los detalles de esta actividad.

*Este texto está hecho desde una base de comunicación compartida. Podrá ser mejorado y modificado. Enviar aportes a sientemag@gmail.com